Oclusión y hábitos bucales en niños de 5 a 12 años de una institución educativa de Medellín; 2012

Contenido principal del artículo

Gheraldyn Galeano Berna
Sandra Patricia Mocha Rigchag
Sandra Milena Osorio López
David Esteban López Herrera
Fabio E. Tobón Arango
Andrés A. Agudelo Suárez

Detalles del artículo

Gheraldyn Galeano Berna, Universidad de Antioquia

Odont.

Sandra Patricia Mocha Rigchag, Universidad de Antioquia

Odont.

Sandra Milena Osorio López, Universidad de Antioquia

Odont

David Esteban López Herrera, Universidad de Antioquia

Facultad de Odontología

Fabio E. Tobón Arango, Universidad de Antioquia

Facultad de Odontología

Andrés A. Agudelo Suárez, Universidad de Antioquia

Facultad de Odontología

Sección
Artículos de investigación

Resumen

Introducción: este estudio tuvo como objetivo determinar la prevalencia de alteraciones de la oclusión y su relación con hábitos bucales en una institución educativa. Métodos: estudio transversal en 217 escolares de la Institución Educativa Camino de Paz; sede Llanaditas (Comuna 8; Medellín). Mediante examen clínico se recogieron variables sociodemográficas; variables relacionadas con la oclusión; tipo de relación oclusal (Angle); presencia de diferentes hábitos bucales; descripción de frecuencias y cálculo de razones de prevalencia (rp) con sus intervalos de confianza al 95% (ic95%); según el sexo.


Resultados: en la población estudiada existe mayor proporción de clase i; exceptuando en el grupo de 11 a 12 años (clase ii). En la mitad o más sus líneas medias no coinciden. Casi una cuarta parte de los niños y el 15% de las niñas presentaron mordida profunda anterior; y el resto de alteraciones no sobrepasa el 10%. Los hábitos que se presentaron con mayor frecuencia en niños y niñas fueron: onicofagia; interposición de objetos y queilofagia. Se presentaron diferencias en los hábitos bucales; de acuerdo con la relación molar y el sexo.


Conclusiones: existe una asociación entre las alteraciones de la oclusión y los hábitos orales; según el sexo; que requieren un mayor análisis para establecer relaciones causales.

[1] Fields Jr HW, Sarver DM. Ortodoncia contemporánea: España: Elsevier; 2009.

[2] Brusola J. Ortodoncia clínica y terapéutica. 2ª ed. Madrid: Masson; 2000.

[3] Botero PM, Vélez N, Castro DPC, Gómez E, González PA, Cossio M, et al. Perfil epidemiológico de oclusión dental en niños que consultan a la Universidad Cooperativa de Colombia. ces Odontol. 2009; 22(1): 9-13.

[4] Urrego-Burbano PA, Jiménez-Arroyave LP, Londoño- Bolívar MÁ, Zapata-Tamayo M, Botero-Mariaca P. Perfil epidemiológico de la oclusión dental en escolares de Envigado, Colombia. Rev Salud Publica. 2011; 13(6): 1010-21.

[5] Plazas-Román J, Martínez-Bermúdez O, Castro-Pacheco L, Solana-García A, Villalba-Manotas L. Prevalencia de maloclusiones en niños de una escuela en Cartagena de Indias. Rev Cien Salud. 2011; 3(1): 2-8.

[6] Paredes-Gallardo V, Paredes-Cencillo C. Prevalencia de los hábitos bucales y alteraciones dentarias en escolares valencianos. An Pediatr. 2005; 62(3): 261-5.

[7] Mafla-Chamorro AC, Barrera DA, Muñoz GM. Maloclusión y necesidad de tratamiento ortodóntico en adolescentes de Pasto, Colombia. Rev Fac Odontol Univ Antioq. 2011; 22(2): 173-85.

[8] Colombia. Ministerio de Salud. III Estudio Nacional de Salud Bucal ensab iii; 1998. [Colombia. iii National Study of Oral Health]. Bogotá: Ministerio de Salud; 1998.

[9] Di Santi-de Modano J, Vázquez VB. Maloclusión clase I: definición, clasificación, características clínicas y tratamiento. Rev Lat Ortod Odontop. 2005: 15-9.

[10] Bloch A. Methodological challenges for national and multi-sited comparative survey research. J Refug Stud. 2007; 20(2): 230-47.

[11] Angle EH. Treatment of malocclusion of the teeth: Angle’s system. Philadelphia: White Dental Manufacturing Company; 1907.

[12] Ovsenik M, Farcnik FM, Korpar M, Verdenik I. Followup study of functional and morphological malocclusion trait changes from 3 to 12 years of age. Eur J Orthod. 2007; 29(5): 523-9.

[13] Colombia. Ministerio de Salud y Protección Social. Resolución nº 008430 de 1993 (4 de octubre de 1993). Por la cual se establecen las normas científicas, técnicas y administrativas para la investigación en salud. Bogotá: El
Ministerio; 1993.

[14] World Medical Association General Assembly. World Medical Association Declaration of Helsinki: ethical principles for medical research involving human subjects. J Int Bioethique. 2004; 15(1): 124-9.

[15] Woods DW, Fuqua RW, Siah A, Murray LK, Welch M, Blackman E et al. Understanding habits: A preliminary investigation of nail biting function in children. Educ Treat Children. 2001; 24(2): 199-216.

[16] Tanaka OM, Vitral RW, Tanaka GY, Guerrero AP, Camargo ES. Nailbiting, or onychophagia: a special habit. Am J Orthod Dentofacial Orthop. 2008; 134(2): 305-8.

[17] Agudelo L, Giraldo C, Gaviria M, Sandoval C, Rodríguez M, Gallón L. Familias y escuelas de niños(as) con comportamientos agresivos y prosociales: claves para su intervención. Medellín, Colombia, 2000-2002. Saludarte. 2002; 1(7): 9-36.

[18] Castro BA, Gaviria MB. Clima escolar y comportamientos psicosociales en niños. Rev Fac Nac Salud Pública. 2006; 23(2): 59-69.

[19] Yanes MdlSH, Pérez CdlCM, Pérez NRC, Mora IA. Intervención educativa aplicada en niños de 5 a 11 años portadores de hábitos deformantes bucales. Medisur. 2009; 7(1): 73-82.

[20] Reyes-Romagosa DE, Rosales-Rosales K, Roselló-Salcedo O, García-Arias DM. Factores de riesgo asociados a hábitos bucales deformantes en niños de 5 a 11 años. Policlínica René Vallejo Ortiz. Manzanillo, 2004-2005. Acta Odontol Venez. 2013; 45(3): 1-14.

[21] Thomaz EBAF, Cangussu MCT, Assis AMO. Malocclusion and deleterious oral habits among adolescents in a developing area in northeastern Brazil. Braz Oral Res. 2013; 27(1): 62-9.

[22] Singh S, Utreja A, Chawla H. Distribution of malocclusion types among thumb suckers seeking orthodontic treatment. J Indian Soc Pedod Prev Dent. 2008; 26(7): 114-7.

[23] Montaldo L, Montaldo P, Cuccaro P, Caramico N, Minervini G. Effects of feeding on non-nutritive sucking habits and implications on occlusion in mixed dentition. Int J Paediatr Dent. 2011; 21(1): 68-73.

[24] Mistry P, Moles DR, O’Neill J, Noar J. The occlusal effects of digit sucking habits amongst school children in Northamptonshire (UK). J Orthod. 2010; 37(2): 87-92.

[25] Mtaya M, Brudvik P, Astrom AN. Prevalence of malocclusion and its relationship with socio-demographic factors, dental caries, and oral hygiene in 12- to 14-yearold Tanzanian schoolchildren. Eur J Orthod. 2009; 31(5): 467-76.

[26] Solarte-Solarte J, Rocha-Buelvas Á, Agudelo-Suárez AA. Perfil epidemiológico de las alteraciones de la oclusión en la población escolar del corregimiento de Genoy, municipio de Pasto, Colombia. Rev Fac Odontol Univ Antioq. 2011; 23(1): 111-25.

[27] Cano C, Rosas C, Gutiérrez N, Velásquez Y, Godoy S, Quirós O et al. Frecuencia de maloclusión en niños de 5 a 9 años de edad en una zona rural del Estado Guárico, período 2007-2008. Rev Lat Ortod Odontop [serie en Internet] 2008 Disponible en: https://ortodoncia.ws/ publicaciones/2008/pdf/art7.pdf.

[28] Domínguez-Reyes A, Galán-González A, Aznar-Martín T, Marín-Castro I. Succión digital y parámetros oclusales: estudios en niños de 3 a 6 años de edad. Ortod Esp. 1999; 39(3): 143-7.

[29] Castells P. Durán J. Hábitos orales en la infancia y deformaciones maxilofaciales. Med Clin. 2004; 65: 366-9.

[30] Montiel J. Frecuencia de maloclusiones y su asociación con hábitos perniciosos en una población de niños mexicanos de 6 a 12 años de edad. Rev adm. 2004; 61: 209-14.

Artículos más leídos del mismo autor/a