Estudio serológico para la detección de anticuerpos contra Neospora caninum en hatos lecheros de la Mesa de los Santos del municipio de Piedecuesta, Santander

Contenido principal del artículo

Nohora Gomez
Wilfredo Pedrozo
Adalberto Tarazona

Detalles del artículo

Nohora Gomez, Universidad Cooperativa de Colombia. Sede Bucaramanga.

Centro de Investigaciones en Ciencias Animales (CICA), Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Cooperativa de Colombia.

Wilfredo Pedrozo, Universidad Cooperativa de Colombia. Sede Bucaramanga.

Centro de Investigaciones en Ciencias Animales (CICA), Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Cooperativa de Colombia.
Sección
Resumenes

Resumen

La neosporosis es causada por un parásito intracelular, Neospora caninum, que recién en 1989 se identificó en los bovinos. En Colombia aún no es posible determinar las pérdidas económicas al no tenerse datos representativos de gran parte de las explotaciones ganaderas del país. Para realizar la investigación se estudió el Neospora caninum, desde su historia, ciclo biológico, patogenia, cuadro clínico y diagnóstico, hasta las indicaciones de las medidas a tomar para su control ya que no existe tratamiento conocido. El ciclo biológico de N. caninumno está aún completamente dilucidado. Parte del ciclo lo realiza en células del intestino del perro, donde produce ooquistes que descarga con la materia fecal. Se piensa que la infección en los bovinos se iniciaría como consecuencia de la ingestión de alimentos y agua contaminados por esos ooquistes. En vacas gestantes el parásito se localizaría en el útero y la placenta e infectaría al feto (transmisión vertical). El perro se infecta cuando ingiere los fetos, placentas u órganos de bovinos y de otras especies infectados con N. caninum.  El único signo clínico observado en las vacas es el aborto, que generalmente ocurre desde los 3 meses de gestación hasta su término, aunque es posible que también ocurran muertes embrionarias. La fertilidad no se ve afectada después del aborto dado que generalmente no deja secuelas.  Del 3 al 4% de las vacas puede abortar durante dos gestaciones consecutivas. Los terneros hijos de vacas infectadas pueden ser normales, enfermos, clínicamente sanos con parálisis progresiva de las extremidades o se presenten mortinatos.