Confiabilidad y validez de un instrumento que mide siete dimensiones de la percepción de seguridad en estudiantes de una universidad pública

Contenido principal del artículo

Javier Carreón Guillén
Cruz García Lirios
Felipe de Jesús Vilchis Mora
Joel Martínez Bello
Rigoberto Sánchez Rosales
Lorena Damaris Quintana Alonso

Detalles del artículo

Javier Carreón Guillén, Universidad Nacional Autónoma de México

Doctor en Administración. Profesor de carrera titular “C”, Universidad Nacional Autónoma de México.

Cruz García Lirios, Universidad Autónoma del Estado de México

Doctor en Psicología Social y Ambiental. Profesor de asignatura

Felipe de Jesús Vilchis Mora, Universidad Autónoma del Estado de México

Maestro en Educación. Profesor de tiempo completo

Joel Martínez Bello, Universidad Autónoma del Estado de México

Doctor en Economía. Profesor de tiempo completo

Rigoberto Sánchez Rosales, Universidad Autónoma del Estado de México

Doctor en Administración. Profesor de asignatura

Lorena Damaris Quintana Alonso, Universidad Autónoma del Estado de México

Maestrante en Gestión Pública, Universidad Autónoma del Estado de México.
Sección
Artículos originales de investigación

Resumen

Introducción: la administración de seguridad pública supone la instrumentación de políticas públicas que justifican la rectoría del Estado en la prevención del delito y la impartición de justicia. Sin embargo, la desconfianza ciudadana hacia la acción gubernamental se evidencia por una creciente percepción de inseguridad reportada por la literatura en siete dimensiones: territorial, nacional, pública, humana, ciudadana, privada e internauta.


Objetivo: establecer la confiabilidad y la validez de un instrumento que mide la percepción de seguridad territorial, nacional, pública, humana, ciudadana, privada e internauta.


Método: estudio no experimental, transversal y exploratorio con una selección no probabilística de 320 estudiantes de una universidad pública.


Resultados: la confiabilidad de la escala general (alfa = 0,793) y de las subescalas territorial (alfa = 0,792), nacional (alfa = 0,709), pública (alfa = 0,785), humana (alfa = 0,782), ciudadana (alfa = 0,792), privada (alfa = 0,794) e internauta (alfa = 0,731) evidencian una consistencia interna suficiente. El factor de seguridad territorial explicó el 22% de la varianza total. A partir de parámetros de ajuste y residual ⌠χ2 = 135,34 (32gl) p = 0,054; GFI = 0,995; CFI = 0,990; RMSEA = 0,003⌡, se aceptó la hipótesis nula de relación significativa entre las dimensiones de seguridad teóricas con respecto a los factores ponderados.


Conclusiones: la inclusión y medición de una dimensión de percepción de autocontrol que correlacionaría negativa y significativamente con la percepción de seguridad territorial explicaría la estructura factorial de la escala. Tal modelo se estimaría con un análisis factorial confirmatorio con mínimos cuadrados no ponderados.

1. Ajzen, I. (1991). The theory of planned behavior. Organizational Behavior and Human Decision Process, 50, 179-211.

2. Calabrese, A. (2004). Virtual nonviolence? Civil desobedience and political violence in the information age. Emerald, 6(5), 326-338. doi: 10.1108/14636690410564834

3. Carreón, J., Hernández, J. y García, C. (2014). Prueba empírica de un modelo de establecimiento de agenda. Acta Universitaria, 24(3), 50-62 doi: 10.15174.au.2014.598

4. Durán, M. y Martínez, R. (2015). Ciberacoso mediante teléfono móvil e Internet en las relaciones de noviazgo entre jóvenes. Comunicar, 44(22), 159-167. doi: 10.3916/C44-2015-17]

5. Fishbein, M. y Ajzen, I. (1975). Belief, attitude, intention, and behavior: An introduction to theory and research. Reading: Addison-Wesley.

6. García, C. (2007). El problema de la sustentabilidad. Perspectivas en Psicología, 3(1), 141-150.

7. García, C. (2012). La estructura de la percepción de inseguridad pública. Liberabit, 18(1), 37-44.

8. García, C., Carreón, J., Hernández, J., Aguilar, J., Rosas, F., Morales, L. y García, E. (2015). Gobernanza de la vida sociopolítica. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, 13, 77-80.

9. García, C., Montero, M., Bustos, J., Carreón, J. y Hernández, J. (2013). La inseguridad migratoria en los medios impresos de la Ciudad de México. Reflexiones, 92(1), 159-173.

10. Kasperson, R., Renn, O., Slovic, P., Brown, H., Emel, J., Goble, R., Kesperson, J. y Ratick, S. (1988). The social amplification of risk: a conceptual framework. Risk Analysis, 8(2), 177-187.

11. Osorio, J. (2012). Estado, biopoder y exclusión. Análisis desde la lógica del capital. Barcelona: Anthropos.

12. Sherman, G. y Haidt, J. (2011). Cutenes and disgust: the humanizing and deshumanizing effects of emotion. Emotion Review, 3(3), 1-7. doi: 10.1177/1754073911402396

13. Sung, W. (2015). A study of ciberbullyng policies in the smart age. Advanced Science and Technology Letters, 117, 15-20. doi: 10.14257/astl. 2015.117.04

14. Vega, J. (2010). La seguridad pública en la era moderna y contemporánea. Ciudad de México: UAM-I

15. Weaber, D. (2007). Thougths on agenda setting, framing and priming. Journal of Communication, 7, 142-147.
doi: 10.1111/j.1460-2466.2006.00333.x