[1]
G. Quintero-Garzola, «Una revisión de la relación entre la ludopatía, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad y la enfermedad de Parkinso»n, PE, vol. 13, n.º 22, pp. 89-107, oct. 2017.