Colombia Forense 4(2)3 ISSN: 2145-0684 e-ISSN: 2145-9649

DOI:https://doi.org/10.16925/cf.v4i2.2240

Resumen

Introducción

Metodología

Resultados

Conclusiones

Bibliografía

Implicaciones bioéticas de la dispraxis odontológica y su relación con la formación educativa

  1. Lidia Mallinaly Díaz-Torres. Instituto Politécnico Nacional cics ust ipn , Ciudad de México, México. Correo electrónico: mallinaly@hotmail.com

Recibido:30 de agosto del 2017 Aceptado:26 de septiembre del 2017 Publicado:

Resumen

Propósito: el presente artículo es de revisión bibliográfica y enfatiza que la práctica odontológica como profesión de la salud en México cuenta con un marco ético y legal específico, que impulsa el desarrollo de los alumnos en un clima de respeto en el desempeño de una práctica profesional óptima, con la finalidad de que los estudiantes no incurran en dispraxis profesional una vez egresados de sus centros educativos. Periodo, origen y tipos de publicaciones : la revisión se hizo en el periodo comprendido entre enero del 2012 y septiembre del 2014, como base de investigación de la tesis de grado de maestría en Bioética en la esm del Instituto Politécnico Nacional, basada en información bibliográfica documental y artículos científicos.

Punto de vista: es de suma importancia que en la formación del cirujano dentista deben estar presentes los conocimientos científicos, técnicos y humanísticos como la responsabilidad, el respeto, la beneficencia, la no maleficencia y la justicia, los cuales son necesarios para realizar una práctica adecuada. Finalmente, se plantea la necesidad de fortalecer una cultura bioética en los estudiantes, concientizando a los alumnos del sentido de la responsabilidad, el respeto y el valor a la vida, lo que permite el desarrollo de valores que aporten un cambio cultural de humanismo odontológico.

Palabras clave:bioética, dispraxis, educación, leyes, odontología, responsabilidad profesional.

Bioethical i mplications of Dental m alpractice and its r elationship with Education

Abstract

Purpose : This article is a bibliographic review and emphasizes that dental practice as a health profession in Mexico has a specific ethical and legal framework, which promotes the development of students in a climate of respect for an optimal practice of the profession so that students do not incur dental malpractice after graduating from their educational institutions.

Period, origin and types of publications : The review covered the period between January 2012 and September 2014 as a research basis for the dissertation of a master’s degree in bioethics at the esm of the ipn , using documentary bibliographic information and scientific articles. Point of view : It is of the utmost importance that the training of the dental surgeon include scientific, technical and humanistic knowledge, such as responsibility, respect, beneficence, non-maleficence and justice, which are necessary for an appropriate practice. Finally, the need to strengthen a bioethical culture in students is proposed, making students aware of the sense of responsibility, respect and the value of life and building values that contribute to a cultural change of dental humanism.

Keywords: bioethics, malpractice, education, laws, dentistry, professional responsibility.

mplicações bioéticas da dispraxia odontológica e sua relação com a formação educativa

Resumo

Propósito : este artigo é de revisão bibliográfica e enfatiza que a prática odontológica como profissão da saúde no México conta com um referencial ético e legal específico que promove o desenvolvimento dos estudantes num ambiente de respeito no desempenho de uma prática profissional otimizada, com o objetivo de que eles não incorram em dispraxia profissional assim que se formarem.

Período , origem e tipos de publicações : a revisão foi realizada entre janeiro de 2012 e setembro de 2014, como base de pesquisa da dissertação de mestrado em Bioética na esm do ipn, fundamentada em informação bibliográfica documental e artigos científicos.

Ponto de vista: é de suma importância que, na formação do cirurgião dentista, estejam presentes conhecimentos científicos, técnicos e humanísticos como a responsabilidade, o respeito, a beneficência, a não maleficência e a justiça, os quais são necessários para realizar uma prática adequada. Finalmente, propõe-se a necessidade de fortalecer uma cultura bioética nos estudantes a fim de conscientizá-los sobre o sentido da responsabilidade, do respeito e do valor à vida, o que permite o desenvolvimento de valores que contribuem para uma mudança cultural de humanismo odontológico.

Palavras-chave:bioética, dispraxia, educação, leis, odontologia, responsabilidade profissional.

Cómo citar este artículo

Díaz-Torres LM. Implicaciones bioéticas de la dispraxis odontológica y su relación con la formación educativa. Colomb Forense. 2016;4(2):37-43. doi: https://doi.org/10.16925/cf.v4i2.2240


Introducción

Los odontólogos actúan bajo el principio de “buena fe”, nunca tienen la intención de dañar cuando atien den a sus pacientes, es decir, se rigen por el princi pio más básico y fundamental de la ética médica. En una de sus más antiguas versiones, se encuentra el precepto hipocrático primun non nocere , “primero no hacer daño”; la implicación moral de este princi pio es la de no dañar intencionalmente, en el sentido de tener el máximo esmero para que en lo posible no ocurra ningún perjuicio [1].

Cuando se trasgreden las normas éticas y afec tan directamente a otros individuos, el profesional de la salud entra en el campo de las normas jurídi cas. De no existir normas elementales de conducta, es decir, unas guías que señalen el camino correcto, el odontólogo quedaría expuesto a ocasionar graves daños en su profesión y a su paciente.

Así, incurrimos en la llamada responsabili dad médica, la cual se define como “el delito al que pueda incurrir un profesional de la salud durante el ejercicio de su profesión al infringir alguna de las leyes civiles y penales que norman su conducta profesiona l ” [2].

Bioética odontológica

Al escribir un poco más de ética en Odontología, resalta el empobrecimiento de las ciencias humanas, lo que implica un deterioro de los valores profesiona les en los que se sustenta el ejercicio odontológico, ya que se ven privados de un sentido humanístico que permita desarrollar una profesión altruista [3, 4].

Se debe hacer consciencia en el estomatólogo sobre las elecciones morales que tome, ya que estas pueden tener una consecuencia jurídica. Por lo tanto, se ha de tomar en cuenta que, en términos de bioética, la moral de “bien hacer” y sobre todo el no hacer daño tendrán implicaciones de carácter legal por tratarse de una tercera persona sobre la cual repercute dicha elección [5, 6].

La Odontología necesita conocer las bases filo sóficas y los principios fundamentales de la Bioética para conducir a una práctica clínica racional y debe de estar más consciente del paciente como persona y no como una entidad bucal; además de conocer la normativa que rige la profesión, pues para que “[...] un médico sea un buen médico, no solo necesita una técnica correcta, sino también una ética ade cuada” [7-9].

Cabe agregar que es el mismo profesional de la salud bucal quien desconoce su ámbito ético-le gal de responsabilidad, así como la manera como se encuentra inmerso en este. Su compromiso es con la sociedad y es con él mismo como ser humano. Como tal, debe apegar su conducta no solo a su inteligencia y voluntad, sino también a los valores fundamentales inculcados en la sociedad y fomen tados durante su formación escolar [10, 11].

Metodología

Responsabilidad profesional

La responsabilidad es un valor que está en la con ciencia de las personas, que les permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral [12].

Este concepto de responsabilidad se mezcla con el inicio de la civilización humana, de una manera primitiva, cuando predominaba la venganza colec tiva, y con el establecimiento de las sociedades en lugares determinados, la reparación del daño pasó a ser personal, pero no menos violenta; era la repre salia del mal con el mal. Con el establecimiento del Código de Hammurabi [4], acontece que la con ducta de “hacer justicia con las propias manos” no traía beneficio a ninguna de las partes y el daño no era reparado [13, 14].

La enseñanza de las disciplinas en el campo de la salud ha estado influenciada desde sus inicios por el desarrollo de la ciencia en general y de las ciencias médicas en particular, además del desarrollo econó mico y social existente. Es así como los currículos se relacionan con las necesidades y características de cada momento histórico [15, 16].

En el siglo xix , el modelo de enseñanza tradi cional es el que entrega el marco para el desarro llo de las actividades educativas. Este modelo toma como base la pedagogía eclesiástica de los jesuitas de los siglos xvi y xvii , la cual se fundamentaba en la disciplina, la rigidez y el ejercicio de un control de arriba hacia abajo: de la institución al profesor y de este al alumno [17, 18]. Este mismo modelo se aplica, en la actualidad, en la enseñanza de la clínica, en la que el instructor centra la enseñanza en su experiencia y el alumno se limita a replicar lo enseñando por el tutor [19].

Dentro del contexto de la educación odonto lógica, los avances tecnológicos, las necesidades crecientes de salud oral del conjunto social y la rea lidad sociopolítica llevan a las instituciones for madoras a replantearse sus hábitos de enseñanza y a revisar su estructura para que la enseñanza se adapte a los nuevos requerimientos sociales, cientí ficos y tecnológicos [20].

Resultados

Dispraxis profesional

La mayoría de los actos erróneos causados por el profesional de la salud durante su actuación pro fesional son de tipo culposo o imprudencial; y se establece médico-legalmente en las leyes y nor mas que rigen su profesión si se trató de impericia, imprudencia o negligencia. Es así como un hecho odontológico, jurídicamente, se calificará como dispraxis apenas si se comprueba que el odontó logo actuó con impericia, imprudencia, negligencia y dolo, es decir, con al menos uno de los tres comportamientos que identifican la responsabili dad profesional [21-23].

En la actualidad, se pueden agregar otros fac tores que también influyen de manera directa en la incurrencia de dispraxis por parte de los cirujanos dentistas; por ejemplo: la masificación de la ense ñanza en una profesión de la que se ha dicho que es arte y, por lo tanto, exige un proceso educativo personalizado; defectos en la formación profesio nal; y condiciones de trabajo inadecuadas y preca rias debido a la falta de espacio en el área clínica y de instalaciones adecuadas en el caso de las unida des dentales [24-26].

Lilia Cote y Paul García [27] afirmaron que el concepto de responsabilidad profesional es la obligación de reparar y satisfacer las consecuen cias de los actos, omisiones y errores voluntarios e involuntarios incluso, dentro de ciertos límites, cometidos en el ejercicio de la profesión. Entraña el compromiso moral de responder por los actos pro pios y, en algunos casos, por los ajenos, y la obliga ción de reparar o indemnizar las consecuencias de actos perjudiciales para terceros [28-30].

Por lo tanto, la responsabilidad profesional en el área médica obedece a situaciones de acción, omisión, descuido, olvido, inadvertencias, distrac ciones, imprevisiones, morosidad, apatía y precipi tación; actitudes que se encuadran principalmente en negligencia, impericia e imprudencia. Por otro lado, es el mismo profesional de la salud bucal quien desconoce su ámbito ético-legal de respon sabilidad [31, 32].

Su compromiso no solamente es con la socie dad, sino también consigo mismo y debe apegar su conducta no solo a su inteligencia y voluntad, sino además a los valores fundamentales inculcados en la familia y fomentados durante su formación escolar [33, 27].

En México, los profesionistas de la salud poseen dos tipos de responsabilidades principales para el buen ejercicio de su profesión [34, 33]:

  • responsabilidad civil: es la obligación de responder ante los demás por actos propios o de quienes estén a nuestro servicio, según lo que marca la legislación civil, penal y la ley de profesiones; es decir, la obligación de resarcir los daños y perjuicios ocasionados con nuestro actuar [35, 36]. Se encuentra en el Código Civil Federal de la República Mexicana, abarcando el libro cuarto, primera y segunda parte, título primero, Capítulo V. De las obligaciones que nacen de los actos ilícitos y de la prestación de servicios profesionales.
  • responsabilidad penal: se define como la obligación de responder ante una sociedad y ante los demás (reparación del daño) cuando a causa de la realización de una conducta determinada, se produzca un resultado tipificado en el Código Penal como delito; se entiende como delito al acto u omisión que sancionan las leyes penales [37]. Se encuentra en el Código Penal Federal de la República Mexicana en el libro segundo, título decimosegundo, Capítulo I. Disposiciones generales.

Además, está la normativa mexicana que rige el ejercicio profesional en materia de salud [38]:

  • Constitución Política mexicana
  • Ley Reglamentaria del artículo 5 constitucional relativo al ejercicio de profesiones
  • Ley General de Salud
  • Normas oficiales mexicanas
  • Guías de práctica clínica odontológica
  • Normas y códigos éticos en odontología

Dichos documentos regulan el ejercicio pro fesional mexicano en los profesionales de la salud para garantizar a los pacientes una atención odon tológica adecuada conforme a la legalidad y a prin cipios bioéticos vigentes [39-43].

Si se omiten las regulaciones contenidas en dichas leyes y normas, se entra en el rubro de res ponsabilidad profesional y dispraxis, es decir, según la legislación mexicana. El doctor Martínez Murillo [38] menciona que para que exista un delito en el ejercicio profesional, existen tres requisitos:

  • Una acción u omisión en los actos
  • Un mal o un daño efectivo y concreto
  • Una relación de causa-efecto

De acuerdo con el doctor Lara [44], la dispra xis profesional se refiere a una mala práctica por incompetencia del profesional de la salud asociada a la negligencia, la impericia y la imprudencia.

Por lo tanto, se interpreta como dispraxis profesional el actuar por fuera de los criterios de la lexartis , los cuales son los criterios de actuación adecuada seguidos por toda la comunidad sanita ria y científica. Si la lexartis [45] significa el modo de hacer las cosas bien, la dispraxis sería no cum plir adecuadamente, salvo justificación razonada, con las reglas y los preceptos destinados para este fin; es decir, “dispraxis” puede significar no seguir la lexartis .

La definición de dispraxis da por sentado que se ha cometido un acto violatorio de una norma o una ley; así como de la responsabilidad médica, en la que se impone el acto consumado, desarro llado y realizado con total culpabilidad por parte del médico. Todo ello es sensato si esta parte de la violación de la norma es por acción o por omisión; ha sido desarrollada acorde con las probanzas sur gidas de un juicio justo, con una o varias peritacio nes que fehacientemente acrediten tal comisión de un delito [46, 47].

Al entender el concepto de “mala praxis pro fesional” como el ejercicio idóneo de una actividad y la idoneidad se traduce al lenguaje jurídico como la ausencia de diligencias apropiadas de conformi dad con la naturaleza de la prestación que forma el contenido de una obligación cualquiera, importa el obrar desajustado a un deber jurídico que puede sustentarse en una estipulación contractual previa o en el deber general de no dañar que está implícito en todo ordenamiento jurídico [48].

Para que el profesionista en Odontología tenga éxito en el ejercicio de su profesión, debe mostrar un comportamiento responsable empeñándose en no ser negligente (omiso), imprudente o pre cipitado, y tampoco imperito; realizando siempre procedimientos clínicos para los cuales esté debi damente preparado.

Al establecer la obligación moral de estudiar continuamente para actualizarse en los avances de su profesión, con el propósito de ofrecer al paciente ser vicios de calidad con calidez basados en conceptos y prácticas científicamente validadas para realizar un buen diagnóstico y tratamiento de su enfermedad, el estomatólogo evitaría incurrir en dispraxis [49].

Conclusiones

Si bien la práctica odontológica como profesión de la salud cuenta con un marco ético específico, este necesariamente tiene que apoyarse en un proyecto más amplio que favorezca el pleno desarrollo de los alumnos en un clima de respeto, igualdad y tole rancia; desempeñando una práctica profesional menos paternalista con parámetros técnicos, éticos y bioéticos claros que faciliten el aprendizaje de la Odontología con la finalidad de que los estudiantes no incurran en dispraxis profesional una vez egre sados de sus centros educativos.

Es importante subrayar que se debe dar énfa sis entre la enseñanza de la ciencia y técnica odon tológica y la fundamentación bioética, basada en el respeto, la integridad y la búsqueda del bien, así como la construcción de saberes que favorecen la comprensión de los principios universales y su vali dez en el ámbito profesional.

Además de ser estrictamente necesario el desarrollo de habilidades sociales y capacidades de tra bajo en equipo, así como favorecer el conocimiento de los deberes y las responsabilidades de los futuros odontólogos en el desarrollo de su labor profesio nal, también lo es transmitir valores éticos esen ciales para el desempeño de la profesión mediante el desarrollo de las habilidades humanas y sociales para el trabajo en grupo, con la finalidad de favore cer una toma de decisiones responsable y de poten ciar el conocimiento y desarrollo de las virtudes profesionales.

Finalmente, en la formación profesional de la Odontología se plantea la necesidad de fortalecer una cultura bioética en los estudiantes, que propi cie un cambio favorable en la profesión, enseñando a los alumnos el sentido de responsabilidad social de su profesión, y para que su satisfacción moral sobre el servicio prestado esté por encima del bene ficio e interés personal, además de la exaltación por el respeto y el valor a la vida y a su preservación, lo que permite el desarrollo de valores que aporten un cambio cultural de respeto, humanismo y equidad.


Referencias

  1. Lolas SF. Bioética. El diálogo moral en las ciencias de la vida. Santiago de Chile: Mediterráneo; 2001.
  2. Moya V, Roldán G, Sánchez S. Odontología legal y forense. Barcelona: Masson; 1994.
  3. Larrañaga P. El concepto de responsabilidad. Ciudad de México: Fontamara; 2000.
  4. Vieira J, editor. Código de Hammurabi: código de Manu Excertos. (Libros oitavo e nono): Lei das XII Tabúas. Barú: Edipro; 2000.
  5. Willemann CA. La responsabilidad civil del cirujano dentista en situaciones de emergencia y las actividades hospitalarias [internet]. 2002. Disponible en: [www.1.jus.com.br/doutrina/texto.asp.id=3129].
  6. Foucault M. Incorporación del hospital en la tecnología moderna. Educación Médica y Salud. 1978;12(20):20-35.
  7. Lifshitz A. La modernización de la enseñanza clínica en las escuelas de medicina [internet]. Disponible en: [http://www.facmed.unam.mx/eventos/seam2k1/2001/ponencia_ago_2k1.html].
  8. Díaz Velis Martínez E, Ramos Ramírez R, Romero Monteagudo E. El currículo y el profesor en la transformación del binomio práctica médica-educación médica. Educ Med Super. 2005;19(1).
  9. Acosta Navarro ME. Tendencias pedagógicas contemporáneas: la pedagogía tradicional y el enfoque histórico-cultural, análisis comparativo. Rev Cubana Estomatol. 2005;40(1).
  10. Talwar DS, Weilin S. Qualities of an effective teacher: the dental faculty perspective. J Dent Educ. 2005;60(116).
  11. García VY. Estrés en estudiantes de odontología [internet]. 2005. Disponible en: [http://www.iztacala.unam.mx/temas/foropaea/29tcd07ia.html].
  12. Spencer J. Learning and teaching in the clinical environment. bmj. 2003;326(7389):591-4.
  13. Murphy R, Gray S. Student learning preferences and teaching implications. J Dent Educ. 2004;68(8):859-66.
  14. Gerzina T, McLean T, Fairley J. Dental clinical teaching: perceptions of students and teachers. J Dent Educ. 2005;69(12):1377-84.
  15. Gillespie GM, Beltrán R. Tendencias innovadoras en Odontología: antecedentes, bases y perspectivas. Revista Educación Médica y Salud. 1978;12(4).
  16. Lara N, Luengas MI, López V, Sáenz LP. Tendencias en la educación odontológica en México. ¿Hacia dónde orientar la formación profesional? Revista Salud Problema, México. 2001;(11):5-12.
  17. López V. La profesión, las escuelas y los estudiantes de Odontología en México. Revista de la Asociación Dental Mexicana. 1999;56(3).
  18. Ángeles F, Solares AM. Problemas en la enseñanza y el desarrollo académico en Odontología. Revista Mexicana de Odontología Clínica. 2007;(11):14-45.
  19. Luce A. ¿Se están formando odontólogos capaces de atender las necesidades de la población? Revista de la alafo . 1979;14(1):8-10.
  20. Introducción a la licenciatura de cirujano dentista guía de lectura. Ciudad de México: fesi/unam; 2003.
  21. Nash DA. Ethics in dentistry: Review and critique of Principles of Ethics and Code of Professional Conduct. jada . 1984;109(4):597-603.
  22. Garzón Bates M. La ética. Ciudad de México: Conaculta; 1997.
  23. Graça W. Odontología legal. San Salvador: Era Nova; 1962.
  24. Bonifaz R. El humanismo en México en las vísperas del siglo xxi. Ciudad de México: unam; 1987.
  25. Arroniz PS, Fuentes DF. Actualizar la carrera de Odontología: una necesidad. Educación Odontológica, amfeo . 1984;3(2).
  26. Fernández R. Decálogo deontológico del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Medicina de la República Mexicana. Elementos básicos de medicina. Ciudad de México: Sindicato Nacional de Trabajadores de la Medicina; s. f.
  27. Cote EL, García Torres PO. Problemas médico-legales. Ciudad de México: Manual Moderno [internet]. 2012. Disponible en: [http://www.amcg.org.mx/pdf/trat_ciruj_gen].
  28. Gracia D. La educación en bioética. Principios fundamentales. Documento presentado en: Seminario Taller Educación en Bioética. 1995; Concepción.
  29. Gracia D. La bioética: una nueva disciplina académica. Revista Jano 26. 1987;33(781):69-74.
  30. Beemsterboer P. Academic integrity: What kind of students are we getting, and how do we handle them once we get them? J Dent Educ. 1997;61(8):686-8.
  31. Triana EJ. La ética: un problema para el odontólogo. Acta Bioethica [internet]. 2006;12(1). Disponible en: [http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S1726-569X2006000100011&script=sci_arttext].
  32. Weingarten C. Responsabilidad por prestaciones odontológicas. Buenos Aires: Astrea; 1997.
  33. Menéndez A. Ética profesional. 11. a ed. Ciudad de México: Herrero Hermanos; 1992.
  34. Carrillo LMR. La responsabilidad profesional del médico en México. 5. a ed. Ciudad de México: Porrúa; 2005.
  35. Castán T. Los derechos de la personalidad. Madrid: Reus; 1952.
  36. Cifuentes S. Derechos personalísimos. 3. a ed. Buenos Aires: Astrea; 2008. 43 Implicaciones bioéticas de la dispraxis odontológica y su relación con la formación educativa
  37. Dobler LF. La responsabilidad en el ejercicio médico. 2.ª ed. Ciudad de México: Manual Moderno; 2002.
  38. Martínez M, Saldívar L. Medicina legal. 16.ª ed. Ciudad de México: Méndez Editores; 1991.
  39. Sproviero JH. Mala praxis: protección jurídica del médico. Buenos Aires: Abeledo-Perrot; 1994.
  40. Rivera CA. Recomendaciones para mejorar la práctica odontológica. Revista Asociación Dental Mexicana. 2004;61(3):109-16.
  41. Field MJ. Dental education at the crossroads. Challenges and change. Washington, D.C.: National Academy Press; 1995.
  42. Aranda DE. Praxis, dispraxis médica y derecho penal. Ciudad de México: Instituto de Investigaciones Jurídicas, unam; 2012.
  43. Barranquero M, Gómez F, Apellaniz A, et al. Responsabilidad profesional civil y penal en Odontología. Divulg Odont. 1994;124(1):85-7.
  44. Lara L. La dispraxis en México. Integración de conceptos. Fenómenos adversos. Ciudad de México: Instituto de Investigaciones Jurídicas, unam; 2012.
  45. Nys H, editor. International Encyclopedia of Laws: Medical Law. Ámsterdam: Kluwer Law International; 1993.
  46. Afaz LJ. Los médicos y la responsabilidad civil. Madrid: Montecano; 1985.
  47. De la Fuente JR. Conferencia en Seminario sobre Responsabilidad Profesional y Ejercicio de la Práctica Médica. 1996 ago 15-16; Ciudad de México.
  48. Ribeiro AR. Errores profesionales y sus aspectos jurídicos en Odontología legal. Revista Brasileña de Odontología. 1999;53(3):41-3.
  49. Cléa ASG. Responsabilidad profesional del cirujano odontólogo: ¿qué piensan los abogados? Acta Odontológica Venezolana [internet]. 2010;41(1). Disponible en: [www.actaodontologica.com/ediciones/2010/1/art12.asp].